.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Unidad por Trabajo Digno aboga por mayor participación ciudadana en el nuevo proceso constituyente


[06 de enero 2023] Difundimos la declaración de la agrupación sindical Unidad por Trabajo Digno (UTD), donde se aboga por una mayor participación ciudadana en el nuevo proceso constituyente y por la consagración constitucional del trabajo decente y derechos sindicales. Recordemos que UTD reúne a confederaciones, federaciones y sindicatos del sector privado de servicios de todo Chile y logró instalar normas laborales en la propuesta de Constitución del proceso anterior.

Imagen1

DECLARACIÓN PÚBLICA

Como agrupación sindical Unidad por Trabajo Digno, que reúne a confederaciones, federaciones y sindicatos del sector privado de servicios de todo Chile y que logró instalar normas laborales en el proceso constituyente anterior, declaramos ante un nuevo proceso constitucional que se desarrollará durante 2023 luego del Acuerdo por Chile, lo siguiente:

  • Chile requiere redactar una Nueva Constitución de origen legítimo basado en un proceso democrático y participativo, que logre generar un pacto constitucional fundado en el reconocimiento a los derechos fundamentales, que contribuya al Bien Común, la estabilidad institucional y a la profundización del régimen democrático.
  • Se mantiene la vigencia y la necesidad de consagrar constitucionalmente los derechos sociales por los cuales se manifestó masivamente la ciudadanía, para no seguir profundizando las brechas salariales, de género, socioeconómicas y territoriales que genera el modelo económico y que se profundizaron durante la pandemia.
  • Los derechos sociales, en general, y los derechos laborales que ellos incluyen, en particular, deben ser el eje del nuevo órgano constitucional. En ese sentido, el reconocimiento en las bases constitucionales del acuerdo de que Chile es un Estado Social y Democrático de Derecho, sienta las bases para la consagración constitucional de los derechos fundamentales y su protección, garantía y pleno goce por parte de las y los ciudadanos.
  • La promoción del Bien común y el reconocimiento de derechos y libertades fundamentales como finalidad del Estado Social y Democrático de Derecho que se consigna en el acuerdo, debe traducirse en un avance civilizatorio hacia nuevos y mejores derechos que pongan en el centro del texto constitucional la dignidad de la persona humana.
  • El principio de progresividad de los derechos sociales reconocido en el acuerdo, implica la no regresividad en los derechos ya adquiridos, y que éstos sólo puedan avanzar gradual y constantemente hacia su plena realización y goce.
  • La consagración constitucional de un trabajo decente y digno, libertad sindical, negociación colectiva ampliada, derecho a huelga, igualdad salarial, participación de las y los trabajadores en los directorios de las empresas, órgano fiscalizador autónomo (normas propuestas por UTD y aprobadas en el proceso constituyente anterior), contribuirán a avanzar hacia un nuevo modelo de relaciones laborales más justo y equitativo que reconozca el rol social del trabajo.
  • El diálogo social y tripartito entre gobierno, trabajadores y empresarios para llegar a acuerdos y definir políticas, puede estimularse y fortalecerse a través del reconocimiento de los derechos fundamentales del trabajo y del rol fundamental que le cabe a las trabajadoras y trabajadores en el desarrollo del país.
  • Los trabajadores y las trabajadoras que habitan en Chile requieren ser escuchados en sus propuestas normativas para brindar mayor legitimidad al proceso constitucional, por lo cual abogamos que se profundicen y amplíen los espacios de participación ciudadana.
  • Concretamente, instamos a las y los parlamentarios a que el Reglamento para el proceso constitucional que redactarán la Cámara de Diputados y Diputadas y el Senado, contemple mecanismos de participación ciudadana más amplios, no limitados a las universidades acreditadas.
  • Unidad por Trabajo Digno reafirma su compromiso con los principios de Dignidad, Justicia y Bien común que deben estar a la base de la Nueva Constitución y enfatiza que las normas laborales aprobadas en el proceso constituyente anterior deben ser el piso mínimo para el nuevo proceso constitucional, para superar por fin el modelo de relaciones laborales impuesto en dictadura e impulsar en un nuevo, más justo y equitativo.-

Unidad por Trabajo Digno:

Comercio, retail, call center, casinos de juego – centros de salud y clínicas privadas – tratamiento de residuos domiciliarios – transporte de valores – trabajadores gráficos – supervisores del cobre – servicios de correos – telecomunicaciones, televisión y audiovisual.