.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Funcionarios de la U. de Concepción comenzarían 2015 en huelga


NOTICIA: Los trabajadores de la Universidad de Concepción, votaron a favor de la huelga el pasado martes, exigiendo reajustes en sus sueldos, mayores beneficios y mejores condiciones laborales. Durante las siguientes jornadas se reunirán con el empleador a solicitar los buenos oficios, y de no llegar acuerdo, la huelga se haría efectiva durante la primera semana de enero.  

[Santiago 31 de diciembre] Los sindicatos 1 y 3 de la Universidad de Concepción, que agrupa a más del 50% de los funcionarios de la casa de estudios, votaron durante la jornada de este martes una huelga, tras una fallida negociación con la institución por más de un mes.

En la votación participaron  alrededor de 1440 trabajadores, de los cuales  1.302 aprobaron la huelga,  en los campus de Chillán, Los Ángeles y Concepción. Estos sindicatos agrupa docentes y funcionarios universitarios, ex decanos, auxiliares, personal de aseo, personal administrativo, y cuenta con el apoyo de la Sociedad de académicos.

Las principales exigencias son  10% reajuste al año 2015, y un 10% al año 2016, sueldo mínimo para el trabajador sindicalizado, una carrera funcionaria que vaya ligada con los ascensos de manera directa, derechos al interior de la universidad, extensión de  beneficios a quienes se unan al sindicato,  una indemnización por despido y  renuncia, un bono término de conflicto.  

Otra petición es la  vigencia del contrato, que la quieren extender de 24  a 28 meses, para puedan presionar con una huelga real. Durante este período sólo hay alumnos rindiendo examen de repetición, escuelas de veranos, y matriculas de estudiantes nuevos, lo que no genera un impacto como a mitad de un semestre.

Además pretenden comenzar el debate respecto de la triestamentalidad, para tener más participación en la administración universitaria.

Al momento de negociar, la institución  puso la cláusula de extender los beneficios a quienes no sean parte del sindicato, a lo cuál se oponen los dirigentes.

“Lo complejo de negociar con las autoridades de la universidad, es que ellos te dicen a la primera negociación que lo que se saque de aquí se va extender a los otros trabajadores que no estén sindicalizados, que normalmente son de rentas superiores a la gente del sindicato, lo que significaría una extensión de beneficios incluso el propio rector recibiría, ósea ellos se están reajustando sus propios sueldos”, señaló el asesor de los sindicatos, Cristián Arancibia.

El empleador hasta el momento sólo ha ofrecido reajustes parcelados, dependiendo de los sueldos de cada trabajador, lo que generó un rechazo por parte del sindicato, afirmando que genera una división entre los mismos trabajadores.

Durante este miércoles se hará oficial el acta oficial con el conteo de votos, la cual será entregada en la Inspección de Trabajo para solicitar los buenos oficios. De no llegarse a un acuerdo, la huelga se haría efectiva durante la próxima semana.