.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Seminario abordó propuestas y desafíos para una nueva política migratoria generadas desde el diálogo social


Expositores y expositoras se refirieron a las propuestas emanadas de la Mesa para la Inclusión Laboral de Personas Migrantes y Refugiadas convocada en mayo de este año por la Vicaría de Pastoral Social Caritas, en la que participaron entidades del sector público y privado, además de organizaciones internacionales y de la sociedad civil.

[28 de noviembre 2022] La ViceDecana de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica, Carmen Domínguez valoró el diálogo social para plantear claves de “cómo integramos, cómo damos oportunidades para que migrantes y refugiados puedan ser un aporte para el país y cómo nuestro país puede ser una  oportunidad de una mejor calidad de vida para ellos y sus familias”.

Por su parte el Secretario Ejecutivo de la Vicaría, Luis Berríos, enfatizó en que la inclusión sociolaboral es la clave para facilitar procesos de inserción local de las personas migrantes y refugiadas: “La Vicaría ha golpeado todas las puertas posibles para minimizar las barreras para que las personas migrantes y refugiadas puedan acceder al mercado laboral en condiciones dignas y de regularidad. Esto fue lo que nos planteamos al inicio de este año, dialogando en cómo aportamos para que el Estado, que es el garante principal, gestione condiciones para que las personas migrantes y refugiadas puedan insertarse laboralmente”.

En el encuentro, un panel de destacados expositores abordó las propuestas de la Mesa para la Inclusión Laboral de Personas Migrantes y Refugiadas.

Reacciones a las propuestas

En materia de regularidad migratoria y formalidad laboral de las personas migrantes y refugiadas, las propuestas de la Mesa apuntan a generar un sistema de gestión migratoria, empadronamiento y número único migratorio; mejorar el acceso a información; crear un estatus temporal laboral y establecer un porcentaje máximo de trabajadores extranjeros en las empresas.

Para contribuir a la inclusión social y laboral, las propuestas plantean trabajar con planes pilotos de políticas públicas; generar un catastro de necesidades y oportunidades; establecer redes para el cuidado; crear un sistema de revalidación y convalidación de títulos profesionales, competencias laborales y homologación de certificaciones; brindar apoyo a emprendimientos y fomentar la inclusión financiera.

El Director del Servicio Nacional de Migraciones, Luis Eduardo Thayer, destacó el trabajo de la Mesa y comentó que las propuestas emanadas de ésta, junto con las que han surgido en otras instancias de diálogo, se complementan: “En esta materia tenemos acuerdos transversales y amplio espacio para avanzar en política migratoria”, dijo el director.

A partir de las propuestas de la Mesa, Luis Thayer explicó algunos puntos de sintonía con el trabajo del servicio que dirige. Destacó, por ejemplo, que se está trabajando para establecer un sistema único de gestión y retomar la atención a público de manera paulatina implementando la atención directa. Junto con ello recordó el anuncio del gGbierno de realizar un proceso de empadronamiento para las personas que están en situación irregular, entre otros aspectos.

Desde la Clínica Jurídica de la UC, Daniela Valencia, comentó que un tema clave es reforzar los canales de comunicación para las personas migrantes y refugiadas y la intercomunicación con servicios relacionados: “Es muy relevante insistir en propuestas que unifiquen los criterios y procesos entre las distintas instituciones que intervienen en la tramitación de una residencia o de una regularización, hay que facilitar una mejor asesoría, eficiencia y rapidez de las respuestas en los procesos”.

Mirando el mundo laboral, el investigador del Departamento de Estudios de la Dirección del Trabajo, José Francisco Castro, señaló: “está bastante normalizado al interior de la empresa en Chile  la contratación de trabajadores extranjeros (…) las políticas públicas  que se elaboren tienen que considerar el elemento del trabajo y de acogida al trabajador extranjero porque éste, además, tiene familia. Mientras no tenga solucionado otros temas como el cuidado de sus hijos no puede tener una integración plena al mundo laboral”.

El encargado de la Oficina de Migraciones de la Municipalidad de Estación Central, Claudio Jiménez, valoró el rol de las organizaciones sociales para favorecer procesos de inserción de la comunidad migrante: “Las mesas de trabajo son un acierto y esto también desde la experiencia de los territorios en los Gobiernos Locales. El apoyo de las organizaciones es fundamental porque no tenemos la potestad como municipio para tomar decisiones que sean trascendentales”.

Con este seminario culmina un proceso diálogo social iniciado en mayo de este año, que reunió a 12 organizaciones convocadas por la Vicaría de Pastoral Social Caritas. La iniciativa contó con el acompañamiento técnico del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, así como del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, mientras que el apoyo metodológico estuvo a cargo de la Universidad Católica. El objetivo de esta instancia fue entregar propuestas para contribuir a la inclusión sociolaboral de las personas migrantes y refugiadas y responder a parte de los desafíos derivados de la situación migratoria actual, con miras a aportar a la construcción de una nueva Política Nacional de Migración y Extranjería.

La actividad fue organizada por la Vicaría de Pastoral Social Caritas, el Programa de Formación Jurídica para Trabajadores y Empleadores de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica y el Centro de Estudios Internacionales UC.

Las propuestas se recogen en un documento disponible en www.vicaria.cl