.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Diego Velásquez: “La huelga tiene que dejar de estar enmarcada dentro de la negociación”


entrevista informe huelgas - diego velásquezENTREVISTA: En conversación con Sindical.cl, el sociólogo Diego Velásquez, uno de los autores del Informe de Huelgas Laborales 2016, explicó algunas particularidades del estudio y entregó algunas pistas en relación al impacto de la Reforma Laboral sobre los procesos de movilización de los trabajadores.

Por Felipe Menares Velásquez

Desde el año 2006, el país experimenta un ciclo ascendente de conflictividad laboral que aún no llega a su término. Esta tendencia constituye uno de los conocimientos producidos por el Informe de Huelgas Laborales 2016, elaborado por un equipo del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

A partir de este antecedente, conversamos con el sociólogo Diego Velásquez, uno de los autores del documento, quien explica las diferencias entre huelgas legales y extra-legales, además de entregar elementos para la discusión sobre los aspectos que debe incorporar la institucionalidad laboral, con el fin abordar de manera más efectiva la conflictividad en el mundo del trabajo.

En el año 2016, el número de huelgas aumentó un 20% respecto del año 2015. Este registro confirma el incremento de la conflictividad laboral observado desde 2006. ¿Qué factores han incidido en esta tendencia?

entrevista informe huelgas - portadaHay hartos aspectos que influyen en el aumento del número de huelgas. Creemos que ha sido súper importante el movimiento de trabajadores subcontratados. Me parece que las movilizaciones que produjeron en el año 2007, en particular, y que venían cuajando desde antes, generaron un contexto o una idea de que hay un camino de huelgas ilegales que permite canalizar las demandas de una manera distinta a como ocurre en la legalidad. Creo que ese fue como un punto de inflexión, en ese sentido.

De todas maneras, hay todo un contexto político detrás. Pensemos que igual todos los conflictos laborales están enmarcados dentro de un conflicto más general en la sociedad. Me refiero a que, en el fondo, ha habido cierto renacer de los movimientos sociales. Se pueden ver expresiones de ello en el caso de los estudiantes en el 2006, el movimiento ecologista, etcétera. Entonces, no es un hecho aislado el de los trabajadores, sino que es en respecto a la totalidad de la sociedad, también hay todo un contexto político en general.

En el sector privado, las huelgas extra-legales experimentaron un crecimiento de 56,5% ¿Qué aspectos explican este aumento?

Respecto al último año, me parece que los que más aumentaron en cuanto a huelgas extra-legales fueron los trabajadores en la formalidad independiente, pero de todas maneras dependen de industrias a quienes les venden sus productos. Un ejemplo clásico son los agricultores de la remolacha, que en el fondo es IANSA la que termina imponiendo el precio, la calidad del producto, etcétera, porque son el único comprador.

En el caso particular del 2016, lo que más aumentó fueron las movilizaciones de taxistas producto de Uber, y de pescadores artesanales. Pero de todas maneras, hay una tendencia a actuar por fuera de la legalidad, en cuanto al número de huelgas.

Igual hay que poner atención en que si bien han habido más huelgas, principalmente extra-legales, cada vez están movilizando menos trabajadores. Es un ciclo que aumenta en cuanto a su frecuencia, pero moviliza cada vez a menos trabajadores.

¿Hay elementos para saber qué tipo de huelga es más efectiva desde el punto de vista de las demandas de los trabajadores, una legal o una extra legal?

entrevista informe huelgas - huelga mineríaSon fenómenos bastante distintos, en el sentido de que, mediante huelgas legales, uno puede movilizar ciertas demandas que son bastante acotadas, que se refieren principalmente a temas remunerativos y a algunas condiciones generales de trabajo.

En el caso de las huelgas extra-legales, no hay restricciones de acuerdo a las demandas que pueden movilizar los huelguistas, pero bajo el costo de que no actúan con fuero sindical y corren mucho más peligro de salir de la empresa o, como han mostrado otros estudios, de represión policial y cosas así.

Lo interesante de las huelgas extra-legales, y lo que las diferencia de las legales, es que no están sujetas a un contrato colectivo, en el sentido que no hay que esperar dos o tres años para realizar una próxima negociación colectiva y canalizar alguna demanda, porque hay problemáticas que ocurren cotidianamente en el mundo del trabajo, que necesitan ser resueltas en el momento y no tener que esperar a que se produzca la próxima negociación colectiva. Por ejemplo, problemas con contratos con jefaturas o despidos injustificados. Ese tipo de cosas resultan mucho mejor ser canalizadas a través de huelgas extra-legales.

De acuerdo al informe, las regiones que movilizan a más trabajadores, en relación a su masa de ocupados, son Los Ríos, Arica y Aysén. ¿Qué características reúnen estas zonas para presentar un mayor grado de movilización

Las huelgas extra-legales tienden a movilizar más trabajadores, en promedio, que las huelgas legales. Estas últimas tienen una concentración principalmente en la región Metropolitana. Entonces, estamos explorando recién este fenómeno, que pareciera ser que entre más alejado se está de la capital, se está tendiendo a movilizar de manera más extra-legal.

Pensamos que puede tener relación con una menor infraestructura estatal para canalizar huelgas legales o quizá el mismo centralismo nacional. Hay distintas hipótesis que aún no logramos abarcar.

Me imagino que también tiene que ver con el tipo de trabajadores que están ubicados en cada una de estas regiones. Si vemos en el extremo norte, está la minería; en el sur están las salmoneras y forestales. Son empresas o rubros productivos que son estratégicos para el país, entonces, es justo ahí donde se aloja un sindicalismo con una tradición histórica mucho mayor, más fuerte, que tiene la capacidad de movilizar a muchos más trabajadores y, por lo tanto, también tiene la capacidad de realizar huelgas extra-legales.

Pensamos que dos tipos de trabajadores pueden actuar mediante huelgas extra legales. Primero, aquellos que estarían excluidos de la posibilidad de realizar negociaciones colectivas, porque son empresas muy pequeñas, que no logran generar quórum de trabajadores suficientes, por ejemplo. En segundo lugar, hay otros que les conviene actuar por fuera de la legalidad, por lo que comentaba anteriormente, que pueden movilizar una mayor cantidad de demandas y sin sufrir tanto los costos que atrae movilizarse a través de huelgas extra-legales. Para ello necesitan, por supuesto, una gran cantidad de trabajadores.

Las huelgas en el sector público representan solo un cuarto del volumen total de las huelgas en el país, sin embargo, la cantidad de trabajadores involucrados es superior a la que participa en el sector privado. ¿Cómo se entiende esta particularidad?

entrevista informe huelgas - paro sector públicoPasa que en el sector público es como un gran cuerpo productivo. Imaginemos que el Estado sea una gran empresa, que está distribuida en todo Chile. Que sea un cuarto, es bastante, porque si pensamos que la cantidad de trabajadores que representa el sector público es alrededor de un 10% del total de la fuerza de trabajo en Chile. Entonces, se ve que hay harta movilización en el sentido de que uno siempre tiende a poner atención en la Mesa del Sector Público, en la negociación que se hace a final de año y las paralizaciones que puedan producirse a partir de ello.

Es interesante ver que hay constantes negociaciones y movilizaciones en distintos niveles dentro del Estado, ya sea a nivel de servicios, a nivel ministerial, etcétera. Entonces, eso también produce que hayan bastantes huelgas.

El sector público también es un sector que es pilar del sindicalismo chileno, que viene de los años cuarenta, entonces, tiene un alto nivel membresía a las asociaciones de funcionarios. Eso posibilita que movilicen a muchos más trabajadores, cada vez que ellos hacen huelga. Es un sindicalismo mucho más fuerte y se moviliza con mayor facilidad.

¿Qué conclusiones pudieron obtener sobre las respuestas que dan las instituciones estatales, como la DT, el Mintrab y la policía, frente a escenarios de conflictividad laboral?

En el caso de las huelgas legales, es bastante claro lo que se ha tendido a discutir sobre todo en el contexto de la Reforma Laboral, a partir de las mediaciones, por ejemplo. Son actores del Estado que, en el fondo, actúan en el medio del proceso de negociación colectiva y han producido que finalmente hayan menos huelgas. Tampoco es que la huelga sea algo deseable para trabajadores ni empleadores, porque reporta costos a ambos, entonces, han tendido a expandir mucho más el período de negociación y de esa manera han logrado evitar que se manifiesten mucho más los conflictos.

En el caso de las huelgas extra-legales, resulta que tienen cierto “factor sorpresa”, por decirlo de algún modo, porque no están sujetas a ningún período y pueden emerger en cualquier momento.

Ahí las inspecciones, por ejemplo, no tienen tanta incidencia. Los trabajadores han generado otros mecanismos distintos a la sola paralización para canalizar sus demandas. Por ejemplo, algunas de ellas han sido la movilización legal, en el fondo se ocupan cada vez más estos mecanismos judiciales para presionar a la empresa y no solo a través de huelgas.

entrevista informe huelgas - represión policialEn el caso de la acción policial, también vemos que hay distintas diferencias respecto a lo que han sido las huelgas legales versus las extra-legales, donde justamente, este factor sorpresa hace que la policía no esté tan atenta o no logre reaccionar tan rápido frente a una movilización extra-legal.

Otra cosa que se ha tendido a hacer es que, a veces, se va a generar una paralización en un lugar de trabajo, entonces los empleadores llaman a un inspector para que asista y diga que están incumpliendo el contrato, porque están haciendo una paralización que está fuera de un proceso de negociación, entonces, antes de que lleguen, dejan de paralizar y son las que se llaman “huelgas por amenaza” y que duran un par de minutos u horas, antes que lleguen las inspecciones.

¿Qué elementos crees necesario incorporar en la normativa laboral con el fin de abordar la conflictividad laboral de una manera más eficaz?

Me parece que la huelga tiene que dejar de estar definida de acuerdo a un proceso o mecanismo de negociación. No tiene que estar enmarcada dentro de este proceso. Debería estar más desregulada, en el sentido de que más trabajadores puedan realizarla en cualquier momento y no tener que esperar dos años, por ejemplo.

En el fondo, cuando se producen ciertas restricciones legales, siempre van a terminar habiendo un grupo de fenómenos excluidos o que van a estar fuera de esta legalidad. Eso es lo que se observa en la huelga extra-legal.

Se puede ver en otros contextos. Por ejemplo, en el caso de Suiza, también tenían en un período un alto nivel de huelgas realizadas por fuera de la legalidad. Incluso hicieron ciertos arreglos institucionales que desregularizaron la huelga, que es un poco ir en sintonía de lo que dice la OIT. Finalmente, lograron reducirlas enormemente. Entonces, sería interesante poder observar contextos como ese para poder hacer una institucionalidad mucho más efectiva.

¿Qué efectos puede tener la entrada en vigencia de la Reforma Laboral en la medición correspondiente a este año?

No puedo adelantar mucho de lo que vaya a pasar, pero lo que sí puedo contar es que ahora estamos en un proceso en el que vamos a evaluar lo que va a pasar respecto a la aplicación de esta reforma. Es un período súper corto, entonces, en el fondo todo lo que podamos hacer de análisis en estos próximos meses va a ser bastante acotado.

De todas maneras, en una opinión personal, me parece que el impacto que va a tener la reforma estará enfocado en lo que vaya a pasar en las huelgas legales. Yo no creo que tenga tanto impacto en lo que pase en las huelgas extra-legales, porque me parece que son fenómenos diferentes.

Tampoco creo que se esté ampliando mucho el acceso a las negociaciones colectivas a ciertos grupos de trabajadores. Ahora hay más quórum necesario para poder formar un sindicato.

Probablemente, el tema de los servicios esenciales haga que quizá hayan menos impactos en la producción al momento de realizar la huelga, pero son cosas que hay que ir evaluando.