.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Por muerte de guardias que prestaban servicios a Metro: “Es una de las consecuencias de tener a los trabajadores tercerizados”


Precisamente porque se trata de trabajadores subcontratados, desde la Federación Sindicatos de Metro, Fesimetro, ven una gran responsabilidad de la empresa: “Esta es una de las consecuencias de tener a los trabajadores tercerizados, en este caso con subcontrato, donde en la práctica los toman como trabajadores de segunda categoría: las condiciones de ellos son más deficientes, no hay un control tan grande como pasa con los trabajadores de planta”.

[29 de abril 2022] El martes 26 de abril, dos guardias de seguridad nocturna a cargo de vigilar las faenas de la futura Línea 7, fueron encontrados sin vida al interior del conteiner donde podían guarecerse del frío. Según las primeras pericias, la causa de la muerte sería la inhalación de monóxido de carbono por mantener un generador eléctrico encendido al interior de su cubículo.

“En ningún caso, hasta en el caso de que ellos hubieran ingresado el generador, sería su responsabilidad. Ellos deberían haber recibido la capacitación pertinente y necesaria para saber cómo manipular un generador, nosotros eso es lo que estamos reforzando, que no están preparando a la gente como deberían ante estas situaciones”, señala el encargado de Seguridad y Salud Laboral de Fesimetro, Sebastián Zúñiga.

Quienes murieron fueron dos jóvenes guardias de 23 y 28 años que vigilaban las faenas de la nueva Línea de Metro que operará en Renca. Estaban bajo subcontrato y no trabajando directamente para Metro, aun así, desde Fesimetro señalan que están constantemente llamando la administración para saber nuevos antecedentes del tema, “si bien no eran afiliados directos al sindicato y a la federación, igual estamos prestando todo el apoyo necesario”.

Por otro lado, carabineros señaló a algunos medios de comunicación que “Las razones por las cuales hayan ingresado a una dependencia contigua a donde se encontraban, y que finalmente generó la acumulación de gases tóxicos, está en investigación”, agregando que los trabajadores “en ningún momento habrían abierto las ventanas y las puertas, y producto de lo mismo habrían sufrido la intoxicación”.

Frente a declaraciones como estas, el encargado de Seguridad y Salud Laboral de Fesimetro, expone:

“Nosotros estamos en contra de dichos en medios o a veces las mismas empresas, que muchas veces buscan responsabilizar indirectamente, o plantean sutilmente que los responsables son los mismos trabajadores, pero eso en ningún caso, porque por la situación que haya sido, las empresas tienen que tener el control de esas situaciones, tienen que brindar la capacitación, los implementos que cumplan con las condiciones mínimas de seguridad”.

Recodar que en un primer momento se informó que los guaridas ingresaron un motor de generación eléctrica al conteiner donde pasaban la noche y lo encendieron para usarlo a modo de calefactor (esa noche osciló entre los 3°C y 8°C). Ahora se aclara que, al parecer, un turno anterior lo habría ingresado al cubículo para que la lluvia no lo mojara:

“Hasta el momento nos dicen que del turno anterior al de ellos ingresaron un generador al conteiner para evitar que se mojara. Este generador es el que daba la electricidad y permitía que funcionaran los utensilios que habían dentro”, entre ellos, “había una calefacción eléctrica que funcionaba con el generador. El tema fue que el turno que llegó (el turno nocturno), encendió el generador dentro del conteiner y allí fue cuando ocurrió todo”, explica el encargado de Seguridad y Salud Laboral de Fesimetro.