.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Jugadoras manifiestan intención de crear un sindicato nacional y denuncian precarias condiciones de trabajo


En medio de la desvinculación de la futbolista Paola Hinojosa por manifestar en redes sociales la falta de apoyo y precarias condiciones de entrenamiento brindadas por Deportes La Serena, la Asociación Nacional de Jugadoras del Fútbol Femenino (Anjuff) ha continuado destapando malos tratos, llevando el caso frente a la Dirección del Trabajo y anunciando la intención de conformar un sindicato nacional que vele por los derechos laborales de las jugadoras.

[13 de junio 2022] “De forma mayoritaria apoyamos y respaldamos en todo aspecto a la exjugadora Paola Hinojosa, quien fue desvinculada o apartada del plantel debido a que se expresó libremente a través de sus redes sociales privadas. Estamos en contra de dicha desvinculación por no haber un contrato escrito de por medio y por la manera en la que se llevó a cabo”, comenzaron declarando a través de un comunicado público las jugadoras reunidas en la Anjuff.

Tras la desvinculación de la futbolista, la directiva Anjuff se reunió con el Director del Trabajo, Pablo Zenteno para analizar la nueva Ley 21.436, que obligará a las sociedades anónimas controladoras de clubes profesionales con ramas de fútbol femenino a contratar a la totalidad de las integrantes de sus planteles en un plazo máximo de tres años.

Durante la reunión se acordó que la Dirección del Trabajo (DT) “hará respetar todos los derechos laborales de las jugadoras del fútbol femenino durante la transición de esta actividad hacia el profesionalismo”, situación que se plasmará en la instalación de una mesa de trabajo que incluya al máximo de instituciones -públicas y privadas- que puedan aportar a un fluido asentamiento de la profesionalización del fútbol femenino.

Junto con ello, la DT anunció que fiscalizará a los clubes con ramas femeninas y capacitará a las dirigentas de la ANJUFF que manifestaron su intención de crear un sindicato nacional de jugadoras.

La presidenta de la Anjuff, Iona Rothfeld, agradeció el acompañamiento ofrecido por la DT e hizo hincapié en la necesidad de fiscalizar laboralmente la actividad, debido a que, según declaró, los acuerdos anteriormente logrados con la Asociación Nacional de Fútbol Profesional y sus clubes afiliados acaban no cumpliéndose.

En relación con lo anterior, la Inspección Provincial del Trabajo de La Serena fiscalizó al Club de Deportes La Serena a dos días de haber desvinculado a la futbolista Paola Hinojosa, denunciante de las malas condiciones laborales que afectan a las integrantes del plantel.

La fiscalización consistió en la recopilación de documentación del club y en una visita al complejo deportivo Los Llanos en La Serena, para tomar declaraciones a las jugadoras y comprobar las condiciones higiénicas y de salud en que desarrollan su actividad.

Cabe destacar que, en su publicación, la futbolista señalaba: “No nos dejen calentar con mis compañeras en la cancha de pasto porque probablemente ensuciemos o cosas así (…) Con suerte nos prestan el estadio para jugar. Cuántas cosas que vemos día a día. (…) Ya cuántas más de esta institución mafiosa que se presta solo para los fotos”.

Luego, también por medio de sus redes sociales, la jugadora explicó que fue apartada de la institución “Hago oficial mi desvinculación de Deportes La Serena por ‘faltarle el respeto a la institución’, no teniendo contrato ni teniendo firmado nada”.

Por su parte, desde la Anjuff declararon:

“Queremos exponer y hacer públicos los malos tratos constantes (toda la temporada anterior y la actual) de nuestro cuerpo técnico hacia nosotras y hacia un integrante del cuerpo técnico. La mayoría de las jugadoras y dicho trabajador han sufrido violencia psicológica tal como humillaciones, denigraciones, burlas, descalificativos, castigos y rumores, lo que causa miedo y malestar en las jugadoras, incluyendo algunas de la categoría sub-19, que sienten temor con el solo hecho de entrenar con el primer equipo femenino”.

“Como futbolistas hemos ido perdiendo la ilusión de realizar una buena temporada debido a los resultados que hemos obtenido. La única respuesta que nos ha dado el director técnico sobre los resultados es que a él no se los exigen y que la “verdadera competencia será cuando peleemos el descenso”. Estos dichos nos hacen sentir desamparadas y desmotivadas por la poca dedicación al trabajo que ellos llevan a cabo”.

“Queremos manifestar el reiterado abandono de la dirigencia con nuestra categoría femenina, pues actualmente seguimos sin contar con un recinto deportivo adecuado para una competencia de alto rendimiento. Hoy por hoy necesitamos un recinto con luz y agua, ya que, como es de costumbre, nos vemos en la obligación de entrenar a oscuras”.