.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Trabajadores y profesionales de Enap se declaran en alerta


NOTICIA: Dirigentes sostuvieron un encuentro gremial en Magallanes donde expresaron su convicción de que Enap  no es responsable de los episodios de contaminación en Quintero.

enap1[Punta Arenas, 13 de septiembre de 2018] Representantes de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores del Petróleo (Fenatrapech); de la Federación Nacional de Sindicatos de Profesionales, Técnicos y Supervisores de Enap (Fesenap), además del representante laboral del Directorio de Enap, y de los sindicatos de trabajadores y de profesionales de Magallanes, se reunieron el martes 11 de septiembre en Punta Arenas para abordar la postura que ha tomado el actual Gobierno frente a la empresa tras los episodios de contaminación en Quintero. En la oportunidad compartieron su convicción de que Enap  no es responsable de la  contaminación.

En el cónclave gremial se dio cuenta de acusaciones “infundadas en Quintero, amenazas para la empresa e incertidumbre para el futuro del abastecimiento energético en Magallanes”.

En un comunicado conjunto declaran que han existido acusaciones infundadas sobre la incidencia de la estatal en la nube tóxica de Quintero “con falta de rigor científico y profesional, donde lo único que el Gobierno buscó desde un primer minuto fue buscar un responsable, un ‘chivo expiatorio’ para responder a la molestia social acusando a una empresa pública que no tiene ninguna responsabilidad en la nube tóxica que afectó a la comuna de Quintero”.

Además manifiestan su desconfianza ante la resolución de la Superintendencia de Medio Ambiente que formuló cargos a Enap y acusaron al Gobierno “de haber llevado adelante una maniobra política para encubrir a los verdaderos responsables de esta nube tóxica, dado que ninguna de las sustancias encontradas en dicha nube son almacenadas, procesadas o distribuidas por la Empresa Nacional del Petróleo”.

Los sindicatos de trabajadores, de profesionales y el director laboral de la empresa, acusan que el Gobierno pone en riesgo la mantención del subsidio para el gas en la región de Magallanes, “el que se obtuviera luego que los habitantes, con una larga movilización, con una toma prolongada de la ciudad y con una movilización masiva, logrando que la Enap tuviera un subsidio que permitiera tener el gas a un precio razonable”.

Llamaron a las autoridades nacionales, regionales, y a los parlamentarios de Magallanes explicar sobre el efecto que va a tener dicha discusión del subsidio, “sabemos extraoficialmente que a través del Ministerio de Energía hay intensiones de reducir el subsidio para la región, y esa figura claramente tendría un efecto en todo lo que es la actividad económica”.

Finalmente  enfatizan que se mantendrán  unidos y en  estado de alerta ante las acciones que se adopten, “valiéndonos de todas las herramientas jurídicas que dispongamos para defender a la empresa y sus trabajadores”.

Ver comunicado conjunto aquí