.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Matronas en alerta por normativa que significaría “un riesgo para toda la población”


CMRS Marcha alerta rojaNOTICIA: Los y las matronas evalúan un posible para para frenar el avance de normativa que les quitaría la exclusividad de atención en las unidades de obstetricia, ginecología y neonatal en recintos de salud pública.

[Santiago, 22 de junio de 2018] Esta tarde se llevará a cabo una asamblea de la matronería donde votarán el paro de funciones para que la autoridad no anule la Norma Administrativa General N° 21 del Minsal del año 2010, que entrega de forma exclusiva a los profesionales de la matronería la responsabilidad administrativa en las áreas y servicios de las unidades de obstetricia, ginecología y neonatal en los recintos de salud públicos.

El pasado miércoles, un grupos de dirigentes de la orden marchó hasta el Palacio de La Moneda para entregar una carta al Presidente Piñera y solicitar que la Norma 21 no sea modificada este 12 de julio, porque con ella se abrirán las puertas para que otros profesiones de la salud puedan atender tareas hasta ahora exclusivas de las matronas y matrones.

El alegato de las matronas y matrones de Chile se basa en que durante 184 años de historia, han acompañado y atendido las necesidades sanitarias de la población. Es una profesión que nace como una especialidad abocada específicamente a la salud de la mujer y sus hijos e hijas, respondiendo a problemáticas sanitarias históricas en la salud de nuestro país. La profesión se consolida con la formación de la primera Escuela de Obstetricia en el año 1834 en la Universidad de Chile, tan solo un año después de la creación de la Escuela de Medicina. La matronería ha ido evolucionando según las necesidades sanitarias de la población para responder con los más altos estándares requeridos por las mujeres de nuestro país, atendiendo a más del 80% de la población más vulnerable de manera integral.

El conflicto se generó cuando en 2015 la Contraloría General de la República determinó que la Norma N°21 no se ajustaba a derecho, argumentando que un reglamento de aplicación general en Salud debe ser dictado por el jefe o jefa de Estado y no por el Ministerio de Salud.  Por esta razón dio plazo hasta el 12 de julio de este año para desestimar dicha ordenanza y dejarla sin efecto

La Asociación de Estudiantes de Obstetricia de Chile (ADEOCH), se suman a la solicitud de Colegio, ya que también son parte de esta problemática: “Existen otras carreras que pretenden desempeñarse en las áreas de la matronería a pesar de no presentar la misma preparación. Nos preocupan nuestras futuras usuarias, debido a que es por ellas y para ellas el motivo de nuestra carrera, especialización y juramento que hacemos cuando nos titulamos”, señaló Diego Espinoza, representante de la ADEOCH.

Katiuska Rojas, presidenta del Regional Santiago del Colegio, declaró que con esta medida retrograda: “El país perderá a la profesional más especializada y preparada para la atención de las mujeres y su entorno familiar en los distintos niveles de atención de salud, todos los índices que se podrían seguir mejorando en los aspectos antes mencionados se volverán un retroceso para el país y un riesgo para toda la población”.