.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Huelga: trabajadores de Unísono paralizan al 70% de la empresa por mejoras salariales


UNISONO FOTONOTICIA: El sindicato sostuvo que el principal punto de conflicto entre las partes está en la negativa de la empresa a acceder a un incremento del sueldo líquido de $50.000. Los funcionarios señalaron que apostarán por una huelga intensa, pero que se extienda lo menos posible.

[Santiago, 23 de mayo de 2018] Los trabajadores del call center de la empresa Unísono, contratista de la compañía española de gas y electricidad IBERDROLA, dieron inicio a su huelga legal este miércoles 23 de mayo, tras un fallido período de negociación colectiva donde, según el sindicato, hubo avances en puntos menores, pero no soluciones al tema del aumento de sueldos. “Nosotros queremos quebrar con la condición precaria de los trabajadores de call center porque creemos que estar esclavos al teléfono implica por lo menos ganar un sueldo más justo”, declaró la presidenta del sindicato, Isolina Acosta.

Los funcionarios movilizados, organizados en el Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores de Contratistas y Subcontratistas de Chile (Sintrac), corresponden a cerca del 70% de la fuerza laboral de la empresa, encargados, principalmente, de los departamentos de atención al cliente y ventas. “Esta es una empresa donde la gente no respira para trabajar 45 horas semanales, donde las llamadas caen un segundo tras otro, donde a la gente se le amonesta hasta por estar más de 10 minutos en el baño”, sostuvo Acosta.

Las principales demandas de los trabajadores consisten en: subir a $15.000 los bonos de locomoción y colación; un incremento en $10.000 en el bono de asistencia; y un aumento de $20.000 en el sueldo base. Por su parte, la respuesta de la empresa fue ofrecer un incremento de $10.000 en los bonos de movilización y alimentación y de $6.000 en el de asistencia.

“Ellos dicen que tendrían que cerrar la empresa si es que nos pagan 50 mil pesos más y nosotros no creemos que eso sea así, porque se trata de una trasnacional española que tiene números azules”, expresó la dirigenta.

Desde el sindicato indicaron que su plan es apostar por una huelga corta pero intensa. “Hoy día, a partir de las ocho de la mañana, desalojamos la empresa completa. Desconectamos alrededor de 50 trabajadores que se mantenían en sus labores y, finalmente, la empresa tuvo que mandar a la gente para sus casas”, informó la presidenta del sindicato, agregando que “nosotros creemos en el paro efectivo de la producción y ese es nuestro norte para sentar a conversar a la empresa”.

Respecto al ánimo entre los huelguistas, Acosta sostuvo que “nos encontramos súper bien y estamos dispuestos a seguir hasta las últimas consecuencias. Hemos recibido apoyo desde el Comité de Iniciativa por la Unidad Sindical (CIUS) y, además, somos parte de la comisión organizadora de la Central Clasista de Trabajadores”.