.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Hasta 10 veces se endurecen penas por infringir medidas sanitarias durante la pandemia


CORONAVIRUS-2NOTICIA: Quienes pongan en peligro la salud pública arriesgan penas que pueden llegar a los cinco años y multas de hasta $10 millones

[Santiago, 23 de junio de 2020]  Endurecer las penas y aumentar la fiscalización a empresas que se camuflan de esenciales para funcionar, son parte de las últimas medidas adoptadas por el gobierno, para disminuir la movilización de personas y controlar el contagio por Covid 19.

El pasado sábado 19 de junio se publicó en el Diario Oficial una modificación al artículo 318 del Código Penal, que versa sobre poner en riesgo la salud pública en “tiempo de catástrofe, epidemia o contagio”. De 540 días de cárcel que era la pena máxima se aumenta hasta 5 años y las multas que tenían como tope $1millón ahora se incrementó en $10 millones.

En la misma línea, de respetar las medidas sanitarias durante la pandemia, el Servicio de Impuestos Internos anunció que reforzará la fiscalización de permisos para comprobar rubros de empresas esenciales, evitando que se falseen documentos para obtener permisos de trabajadores, quienes se ven obligados a ir a sus lugares de empleos durante la cuarentenas.

Por su parte el ministro de Salud, Enrique Paris, expresó en nota alusiva al tema en el Diario Financiero, que le llamaba la atención que haya ópticas y empresas telefónicas abiertas, “trabajaremos con las empresas que requieran verdaderamente este tipo de permisos, se han realizado 24 millones de controles y se han detenido a 100 mil personas, tratando de disminuir el estado de sobrecirculación”, puntualizó.

Asimismo está ley, que aumenta las penas por infringir cuarentenas, también se refiere a los empleadores que impongan a sus trabajadores asistir de forma presencial a sus lugares de empleos: “El que, a sabiendas y teniendo autoridad para disponer el trabajo de un subordinado, le ordene concurrir al lugar de desempeño de sus labores cuando éste sea distinto de su domicilio o residencia, y el trabajador se encuentre en cuarentena o aislamiento sanitario obligatorio decretado por la autoridad sanitaria, será castigado con presidio menor en sus grados mínimo a medio y una multa de diez a doscientas unidades tributarias mensuales por cada trabajador al que se le hubiere ordenado concurrir”, señala la ley.

La presidenta de la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, Gael Yeomans, relató al portal de noticias El Mostrador.cl, que citará a una sesión para abordar el tema de las personas que están siendo obligadas a ir a trabajar, “A la sesión están invitadas la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, el general de Carabineros Mario Rozas y la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa” expresó en la edición del 22 de junio el sitio.