.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Francisca Núñez y Sebastián Barahona unidos por las ganas de emprender


emprendedores-1A esta joven pareja de emprendedores, no solo los une el amor sino también las ganas de surgir y salir adelante especialmente en este tiempo de pandemia. Hoy cuentan su experiencia de participación en los Cursos MIPEs Región de Tarapacá, iniciativa financiada por la Subsecretaría del Trabajo y ejecutada por la Vicaría de la Pastoral Social.

Francisca, de 28 años, es egresada de Ingeniería civil industrial, mientras que Sebastián, de 21  años, estudia psicología. A raíz de la pandemia y por la necesidad de ocupar el tiempo y generar recursos surgió en ellos la idea de emprender. Comenzaron a indagar qué les interesaba y llegaron a la idea de vender ropa. Hoy tienen un emprendimiento llamado Atawallpa de venta de ropa americana.

Son varias las actividades que deben realizar para mantener su trabajo, comprar los fardos de ropa en la Zona Franca de Iquique, luego abrirlos, separar las prendas, planchar la ropa, sacar las fotos de la mejor manera para que se noten las texturas y detalles y publicarlas en redes sociales
para su venta.

Screenshot_20201202-140706_FacebookAmbos consideran que el emprendimiento tiene futuro, Sebastián indica que “estamos totalmente abiertos a lo que pueda pasar, la ropa es algo súper alcanzable, la ropa americana se usa mucho en Iquique”. Por su parte Francisca señala que les ha servido mucho “estudiar a sus compradores “ nos dimos cuenta que las tallas big size se han transformado en el foco del público y por ese motivo mientras vayamos detectando otras necesidades puede que modifiquemos el foco del emprendimiento”.

En cuanto a las acciones de marketing y difusión, Francisca y Sebastián comentan que “nos movemos por Instagram y Facebook, y ayer por ejemplo tuvimos un en vivo, compartimos por grupos de estas redes sociales, la gente nos ha visto harto, vendimos mucho y rematamos en vivo”.  Mucho les ha servido el conocimiento y manejo que ambos tenían respecto de las páginas web y redes sociales, Sebastián comenta que ambos participan en grupos de iglesia católica, por lo que manejan las páginas de los grupos en los que participan, no obstante, esta ha sido una experiencia un tanto distinta. “Con el En Vivo del día domingo, nos costó empezar por el tema de computador, nos vinieron a ayudar dos personas, teníamos 2 cámaras, una para facebook otra para Instagram y dos computadores, uno para ir respondiendo cada una de las redes por las que estaban transmitiendo”, dice Sebastián. La experiencia fue muy buena pues el evento se compartió 118 veces y lograron vender bastante mercadería.

Todo emprendimiento implica contar con un capital inicial, en este sentido cada uno obtuvo recursos de manera separada, en el caso de Francisca pidió dinero prestado a su familia y  Sebastián pudo utilizar los recursos generados desde un emprendimiento paralelo que tiene desde el mes de septiembre asociado a la venta de empanadas, de ese modo lograron comenzar con sus
propósitos.

Atawallpa no se encuentra formalizada como MIPE actualmente. Al respecto Francisca nos cuenta que “tomamos el curso con ese objetivo, formalizarnos, hacer las cosas de manera legal. Estuvimos averiguando todo eso, pero no era suficiente y en ese contexto salió el curso y lo tomamos para informarnos de cómo hacerlo y cuál será la mejor manera para hacerlo”.

Inicialmente Francisca y Sebastián pensaron que la formalización del emprendimiento y su regulación era un proceso fácil, sin embargo de a poco fueron comprendiendo más sobre lo que ello implicaba. “Hay decisiones que no son tan fáciles de tomar, pero gracias a toda la información que hemos recibido ya sabemos por cuál camino irnos y por qué es la decisión adecuada para nosotros”, añade Francisca, quien agrega que el curso les ha permitido tener más herramientas.

Sobre el curso también destacan la apertura de los expositores para resolver dudas, “se nota que son personas muy capacitadas y con muy buena disposición”, comentan. Además valoran el contacto con los compañeros, ya que “entre nosotros nos hemos ido ayudando y resolviendo dudas. “Más allá de los conocimientos que pudiese tener, el tema de la experiencia es muy distinto, es muy rico aprender compartiendo información, nos vamos ayudando entre todos”, dice Francisca.

Ahora sus expectativas están puestas en la sesión de TICS y Redes Sociales al servicio de la MIPE, “las dudas en los temas legales por lo menos lo tenemos más claro, y por ejemplo ahora tuvimos la  sesión de Office y me gustó harto, sobre todo porque lo enseñó pensando en utilizar el office por celular, y eso no lo conocíamos”, comenta Francisca.

Con alegría, estos jóvenes emprendedores agradecen este curso y están convencidos que todo lo aprendido les servirá para crecer en sus ideas y trabajo. Para conocer su emprendimiento ingresa a Instagram @atawallpa.iqq y Facebook @Atawallpa-Iquique.