.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Foro CUT inicia con crítica a reformas laborales impulsadas por gobiernos de derecha


cut_foro_internacionalNOTICIA: Durante la inauguración del Foro Internacional sobre los desafíos  para el mundo del trabajo, la vicepresidenta de asuntos internacionales de la CUT, Tamara Muñoz, criticó las reformas laborales impulsadas por la derecha política en distintos países de América Latina. En la instancia también se abordó el fenómeno de la automatización.

[Santiago, 21 de marzo de 2018] Con la presencia de diversos actores del mundo sindical chileno y otros países de la región y de Europa, comenzó la primera jornada del foro internacional “Tendencias en reformas laborales y automatización: desafíos para el mundo del trabajo” organizado por la Central Unitaria de Trabajadores, CUT.

En los discursos inaugurales se hizo énfasis en los dos grandes temas a abordar en el foro, destacando durante el saludo de la vicepresidenta de asuntos internacionales de la CUT, Tamara Muñoz, su mirada crítica a las reformas laborales iniciadas en los países de Latinoamérica.

“El año pasado en Brasil, se aprobó en el parlamento en tiempo récord una reforma laboral llevada adelante por el gobierno de Temer, sumado a lo anterior en Argentina está en discusión una reforma laboral y previsional rechazada por la mayoría de las centrales sindicales del país, acusándola de antisindical y proempresarial. En Perú y Colombia también sucede lo mismo, y en todos estos casos hay un denominador común, la derecha gobierna”, sostuvo Muñoz.

Agregó que desde ese sector político “buscan instalar un nuevo paradigma en lo que relaciones laborales y organizaciones sindicales se refiere, nuestro país no está para este fenómeno, pero el nuevo gobierno ha señalado con claridad que busca hacer modificaciones a la reforma laboral aprobada por el gobierno anterior, legislando sobre la situación de los grupos negociadores y los servicios mínimos”.

Sobre la automatización, la dirigenta afirmó que este foro va en la línea de ir “buscando una respuesta común frente a las eventuales amenazas que se ciernen sobre el mundo del trabajo”. Y que se debe avanzar en la generación de empleos, que no sean precarios y que se condigan con el concepto de trabajo decente que impulsa la OIT. “Esto es que dicho empleo sea estable, con seguridad social, no discriminatorio en cuanto a género y salario, con protección ante accidentes del trabajo y enfermedades profesionales y que permita a la familia poder vivir dignamente”.

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, también entregó un saludo a los asistentes y felicitó a la CUT por realizar este foro, en el que según su apreciación, se anticipan a los problemas que afectan a los trabajadores, como ya lo hicieron con el tema de la migración. Dentro de su presentación, no abordó la arista de las reformas laborales, solo hizo énfasis en temas como la capacitación y la adaptabilidad en los empleos, ante nuevos contextos de automatización.

Respecto a materias como el reemplazo en huelga y automatización, Monckeberg señaló que “lo que tenemos que hacer es defender a nuestros trabajadores, más allá de si las máquinas son o no reemplazo en huelga. Nuestros trabajadores deben tener la suficiente capacitación y conocimiento para que ninguna máquina funcione si ellos no están presentes en la supervisión y el control del proceso. Eso es tremendamente importante y creo que en eso estamos atrasados”.

Además, el secretario de Estado explicó que el Gobierno impulsará una agenda de adaptabilidad laboral, porque “con la misma fuerza que queremos normas que permitan hacer más compatible la vida de familia, de la mujer y del hombre con el trabajo, queremos que eso se fiscalice adecuadamente, para evitar abusos o precariedad”.

“En los países más desarrollados el auge del teletrabajo ha sido brutal y en Chile ni siquiera nos hemos podido poner de acuerdo en reconocerlo legalmente”, dijo Monckeberg. Además, afirmó que “tenemos que ser capaces de debatir y ponernos de acuerdo sobre la necesaria adaptabilidad que tiene que tener nuestros trabajos. Y esto lo digo sin ninguna connotación ideológica ni mucho menos política, porque lo concreto es que las tecnologías llegaron o van a llegar, y tenemos que adaptarnos y tenemos que proteger a nuestro trabajador para que se aprovechen las oportunidades”.

El foro, en su primera jornada contó con dos paneles, el primero sobre las reformas laborales en América Latina y Europa y el segundo sobre los desafíos del mundo del trabajo haciendo una mirada crítica desde los partidos políticos. Durante la instancia además se firmó un convenio entre la CUT y la Comisiones Obreras de España (CCOO), que busca la cooperación en temas de diálogo social y el traspaso de instrumentos técnicos y administrativos, desde la central europea a la chilena.