.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Discusión sueldo mínimo: UNT exige respeto por la clase trabajadora


untNOTICIA: La discusión por el salario mínimo continúa estando en la agenda nacional, y la central sindical Unión Nacional de Trabajadores (UNT) manifestó su rechazo al actuar de la clase política, porque han puesto el foco en la periodicidad, y no en el monto, que es lo significativo para las y los trabajadores, según afirmó su presidente, Segundo Steilen.

[Santiago, 31 de agosto de 2018] Los trabajadores están viendo con asombro que hasta el momento, todo parece indicar que no habrá reajuste de salario mínimo durante este 2018. Esto, tras la fallida discusión en el Congreso, que terminó con un veto sustitutivo del presidente Sebastián Piñera, y los Diputados rechazando el proyecto que buscaba entregar un incremento con plurianuliadad hasta el 2021 (VER NOTA ANTERIOR).

Para el presidente de la central Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Segundo Steilen, que la discusión se haya centrado en la periodicidad solo perjudica a los trabajadores: “Que fijen el monto del salario mínimo tiene bastante influencia sobre nosotros, que somos una central mayoritariamente del sector privado. Es así, porque el mínimo se usa para calcular las gratificaciones, y además, muchas empresas lo usan como sueldo base, entonces, con ese monto calculan otros temas de productividad, como algunos bonos y las horas extras, por ejemplo”.

Por lo anterior, la UNT considera que esta situación es grave: “Queremos expresar un profundo malestar con la clase política, todos, gobierno y parlamentarios. No entendemos cómo llegan a darse estas discusiones entre ellos, en las que importa más cada cuanto se discuta, que el monto del sueldo mínimo. En serio, les exigimos un poco más de respeto con la clase trabajadora”.

Si bien lo urgente es resolver el nuevo monto de sueldo mínimo, desde la UNT vuelven a insistir en la necesidad de convocar a una mesa más amplia. “Tienen que llamar a todos los actores, a todas las centrales, a las PYMES, que hasta ahora no están representadas. Y en esa mesa, en la que hemos insistido, se debe discutir la fórmula con la que se va a calcular el aumento, con criterios de realidad, como en las negociaciones del sector privado, donde calculamos con la inflación y el crecimiento de las empresas, por ejemplo”.

Para cerrar, Steilen afirmó que de no haber avances, comenzarán a congregar a sus organizaciones de base y a otras para buscar una convergencia, y llamar a una verdadera paralización nacional, porque “la prioridad ahora es que paren las discusiones banales y se apruebe lo más rápido posible un incremento”.