.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Dirigentes sindicales opinan sobre proyecto de ley de Modernización Laboral


empleo-desempleoNOTICIA: Dirigentes de sindicatos y de la CUT se han referido en los últimos días sobre el proyecto de ley de Modernización Laboral presentado la semana pasada por el Presidente Sebastián Piñera. 

[Santiago, 06 de mayo 2019] La propuesta incluye jornadas de 180 horas mensuales que pueden ser distribuidas de forma diferente cada semana; jornada semanal distribuida en no menos de 4 días ni más de 6; compensación de horas extraordinarias con días adicionales de vacaciones. Piñera aseguró que con los pactos de adaptabilidad y flexibilidad que propone el cuerpo legislativo está apuntando a conciliar mejor trabajo-familia-descanso, mejorando  la calidad de vida de los trabajadores(as) a través de darles, supuestamente, espacios de libertad para pactar sus jornadas de trabajo individualmente.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, en conferencia de prensa  junto al Comité Ejecutivo, señaló que: “Los primeros interesados en este país en tener más tiempo para el descanso efectivo, el poder tener una mejor conciliación con la familia y trabajo, de cumplir de mejor manera con la corresponsabilidad  en el desarrollo de las labores del hogar y en el cuidado de los hijos, somos los trabajadores y trabajadoras”. No obstante, advirtió que este proyecto de ley, “no nos entrega ni un minuto más de descanso”, explicando que el ajuste de la jornada a 4 días semanales no solo aumentaría las horas diarias de trabajo sino que permite incluso que las horas se distribuyan en días feriados y festivos.

Respecto de los días de vacaciones, Figueroa  dijo que lo que se está proponiendo  en realidad: “Es aumentar las vacaciones a costa de horas extras. Por lo tanto, no es que estemos ganando más días de vacaciones. Lo que nos están diciendo es que si acumulamos más horas de trabajo con las jornadas extraordinarias  o horas extras, ahí entonces  vamos a poder optar a trasladar estos días  y horas hacia mayores vacaciones cuestión que por lo demás atenta con la propia promesa de campaña que hizo este Gobierno”, recordando que en su momento dijeron que iban a aumentar en 5 días las vacaciones (de 15 a 20 días) “pero en ningún momento señaló que eso iba a ser a costa de horas extras”.

Una de las  consecuencias de esta lógica, advirtió, será la “sobreexplotación porque en ese tiempo extra que los trabajadores tengan, finalmente lo ocupen para tener otras jornadas u otros ingresos laborales porque este proyecto de ley en ninguna parte se hace cargo de uno de los grandes problemas que tienen los trabajadores y trabajadoras que son los bajos salarios”.

Otro elemento crítico es que con este proyecto se pretende hacer creer que el trabajador en forma individual y su empleador están  en igualdad de condiciones al momento de negociar: “Si la propuesta que me hace el empleador sobre pacto de jornada, sobre distribución de los horarios, no me gusta: ¿Tengo alguna posibilidad de decirle que no?, ¿el trabajador se puede medir como un igual con empleador?, si después el empleador podría decirme: Si no te gusta entonces te vas”.

Sobre la regulación de trabajadores de plataformas Apps, Figueroa indicó que: “Este proyecto nos propone una posición inédita en el mundo (…) Legislar para no reconocer a esos trabajadores como tales (…) establece esta normativa que ellos no tienen relación de dependencia, vulnerando todos sus derechos”.

La CUT, reiteró que: “Si queremos más tiempo para conciliar familia y trabajo entonces avancemos en la reducción de la jornada laboral, pongámosle auspicio y que el Gobierno esté detrás”, refiriéndose así al Proyecto de Ley que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales.

En tanto, el ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg y el subsecretario de la cartera, Fernando Arab, se reunieron con los dirigentes de la Central Autónoma de Trabajadores (CAT), presidida por Oscar Olivos, y de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), encabezada Segundo Steilen, para analizar los principales ejes del proyecto de Modernización Laboral.

Desde la Unión Nacional de Trabajadores, su presidente Segundo Steilen manifestó a Cooperativa  que “los dirigentes de la CUT no tienen ningún interés en estudiar el documento, más que criticarlo, porque esto es una mirada ideológica. Ojalá que el proyecto mejore en el Congreso, en Chile hay un millón y medio de trabajadores que trabajan en la informalidad y nosotros queremos que haya un contrato ahí”.

“En Chile no puede haber un millón y medio de personas que trabajan informalmente.¿Sabe dónde no estamos de acuerdo con la CUT? En que con esta reforma los trabajadores van a trabajar 15 horas al día. Ella no quiere leer, no le va a interesar”, agregó.

“Nosotros, en general, creemos que es un proyecto que incentiva la modernización laboral. Sacando las posturas ideológicas, creemos que es un proyecto en el cual se puede avanzar porque les puede servir a los trabajadores de Chile”, afirmó Segundo Steilen.

Para el vicepresidente de la CAT, Abraham Armijo, “el proyecto tiene un orientación que viene a dar respuesta a situaciones que hoy no están contempladas (en el Código del Trabajo) y abre espacios en temas de adaptabilidad, para personas que no tienen acceso al empleo, incluso temas de género. Lo más importante es que da nuevas herramientas en términos de horarios y jornadas que actualmente están limitadas solo al protocolo de jornadas excepcionales. Vemos con buenos ojos esta propuesta”.

El director de la Federación de Sindicatos del Banco Santander, Julio Mendoza, en tanto, sostuvo que “el proyecto busca mejorar los horarios y las jornadas de los trabajadores de Chile. Creo que la jornada mensual de 180 horas conseguirá conciliar mejor la vida familiar”.