.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Dirigentas reflexionaron sobre la participación de la mujer en el mundo sindical


NOTICIA: Un panel de conversación con distintas mujeres destacadas por su labor como dirigentes sindicales y su rol público, se llevó a cabo el jueves 13 de septiembre en la Universidad Tecnológica de Chile INACAP.

portada[Santiago, 20 de septiembre de 2018] La temática fue abordada en la segunda jornada del ciclo: Mujer Hoy: “Mi Ciudad, Mi Trabajo”, organizado por la Vicaría de Pastoral Social Caritas, la Municipalidad de Santiago, el Servicio de la Mujer y Equidad de Género y la Universidad Tecnológica de Chile INACAP.

La actividad comenzó con la intervención de Macarena Gatica, abogada y docente de Inacap quien expuso sobre la historia de los movimientos sindicales femeninos  en el mundo y en Chile.  Así destacó por ejemplo, la creación en 1887 de la primera organización de mujeres, con 250 costureras, en Valparaíso;  la primera sociedad obrera, la Sociedad obrera, instrucción y socorros mutuos n°1, en Antofagasta y el congreso mariano femenino, en 1918, entre otros hitos.

“Todas estas reivindicaciones de carácter laboral fueron por la lucha de igualdad de salarios entre hombres y mujeres. Hoy la reforma laboral que moderniza los sistemas de relaciones laborales incorpora cláusulas en donde buscan una mayor participación de la mujer en los sindicatos, que hoy no alcanza al 7%”, dijo la abogada.

Diálogo entre dirigentes

El segundo momento del conversatorio fue el diálogo sobre liderazgo de la mujer y la compatibilización de la vida familiar y laboral.  Para ello se invitó a tres dirigentas sindicales a compartir sus experiencias: Carolina Guerra, Presidenta del Sindicato N°1  del Banco BCI y Vice Presidenta de la Federación de Trabajadores de Call Center (Fetracall); Irene Celis, asesora laboral de la Vicaría de Pastoral Social Caritas y Julia Requena, Vicepresidenta de la Mujer de la CUT e integrante del Comité Mundial de Mujeres de la Confederación Sindical Internacional.

Irene Celis expresó lo difícil que es para la mujer llevar adelante sus diferentes roles. “Nosotras terminamos el horario laboral pero seguimos trabajando en la casa. Llegar a ser dirigente es difícil por todos los roles  que tenemos y por el machismo que existe en el mundo sindical”.

Por su parte, Carolina  expresó que una de las cosas más difíciles en el ámbito de la participación es cuando se atraviesa un proceso de huelga y se tiene que compatibilizar con el  cuidado de los hijos. “El sistema no está hecho para que uno pueda tener más desarrollo”, señaló. También  destacó la importancia de estar presentes como mujeres en un lugar de dirigencia,  “para estar en este cargo hay que pegar el salto y así otras lo van a ir tomando también, tenemos que solidarizar en esto”.

Para Julia Requena, los problemas de la inserción de la mujer en las organizaciones tienen que ver con un tema cultural. “Hay cuestionamientos de las mismas mujeres porque la cultura no ve con buenos ojos que estemos en el mundo sindical”. Una de las razones de su baja participación en las organizaciones, señaló, es el miedo,  “hay falta de ánimo o de atreverse a pertenecer por miedo, se da por entendido que al sindicalizarse  la persona  puede ser perseguida por su jefatura, que puede perder su trabajo sobre todo en el área privada”.

Pero pese a las dificultades, dice la dirigenta de la CUT, la participación sindical es un aporte a la sociedad, “a cómo uno ayuda a que esta sociedad crezca, avance en derechos laborales y lo hace aportando en las leyes que llegan al congreso, en las negociaciones colectivas.

En el conversatorio las panelistas también se refirieron a la Reforma Laboral y las modificaciones que se hicieron con la ley 20.940 que incorpora la temática de género a la discusión en la negociación colectiva y establecen la cuota de participación femenina.

Irene Celis señaló que no hay un estudio de la situación desde que la ley comenzó a regir y que poner temas de género sobre la mesa ha sido tarea difícil, sin embargo, sí cree “que va a ir cambiando la mentalidad del mundo sindical en el tema de las cuotas porque sí o sí los sindicatos tienen que tener a una mujer en sus directorios y eso va a cambiar la mirada al momento de negociar y poner temas de mujer y de familia”.

“Por primera vez una reforma laboral lleva una temática de género, hoy por ley cada organización debe hacer una readecuación de sus estatutos, todo aquel que no tengan hoy día mujeres dentro del directorio tienen que hacer su readecuación y poner el 30% de mujeres.  Además, en las organizaciones en donde no hay dirigentas o mujeres en el ámbito de la negociación colectiva, así haya una mujer ella debe estar presente obligatoriamente dentro de la mesa de negociación, son aspectos positivos que permiten avanzar. En cuanto a la información, dentro de los panes de negociaciones uno puede incorporar temáticas de  género, en ese aspecto sentimos que la reforma es avance”, señaló Julia Requena.

Carolina Guerra coincidió en que los pasos de la reforma laboral son un avance, “no solo por un tema de desarrollo personal de la mujer sino porque como mujeres tenemos otras necesidades, otras enfermedades, nosotras podemos entendernos y plantear temas de mujer”.

La visión de las asistentes

Edith Andrade, fue parte del público del conversatorio y compartió sus impresiones. “Me gustó la invitación, todos los temas que se  tratan me actualizan. Encuentro fantástico que se hable de la participación de la mujer en el mundo sindical, cuando yo trabajaba la mujer no era parte de los sindicatos, los hombres eran prioridad, entonces los cambios que hay ahora son muy buenos y que las mujeres tengan más oportunidades también”.

Cecilia Caucamán, del Sindicato de Trabajadores a Honorarios de la Municipalidad de Lo Prado también opinó sobre la temática, “me pareció muy interesante el tema y con la modificación que hicieron para incorporar a la mujer, hay un avance. A las mujeres nos cuesta salir adelante sobre todo si somos mamás, dueñas de casa y trabajamos”.

VER FOTOS DE LA ACTIVIDAD AQUÍ