.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Denuncias de migrantes por abuso laboral aumentan en dos años


dt_fiscalizacionesNOTICIA:  Se triplicaron las denuncias interpuestas por migrantes en la Dirección del Trabajo por abuso laboral, teniendo un crecimiento importante durante los últimos dos años. Según La Tercera y de acuerdo a información obtenida por la Ley de Transparencia, entre 2016 y 2018 estas denuncias pasaron de 1.855 a 7.427 durante el año pasado.

[Santiago, 4 de junio 2019]  De acuerdo a la nota de La Tercera, la materia más sancionada en las fiscalizaciones de la Dirección del Trabajo (DT) es la excesiva jornada laboral, sin embargo, también se señala que hay altos índices de infracciones en temas previsionales y de remuneraciones.

En 2018, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Departamento de Extranjería y Migración (DEM) estimaron los extranjeros residentes en Chile en un 6,6% de la población. Sin embargo, las denuncias de migrantes, ese mismo año, alcanzaron el 12,7% del total.

Según Mauricio Peñaloza, director nacional del Trabajo, “la tasa de participación laboral de los extranjeros es más alta que la de los chilenos. No tengo una cifra exacta, porque se da una informalidad importante, lo cual conlleva a una mayor infracción laboral”. Asimismo, asegura que  existe un “desconocimiento mayor por parte de los trabajadores extranjeros en relación a sus derechos y, lamentablemente, se puede dar que algunos empleadores abusen de esa realidad e infrinjan con mayor frecuencia respecto de los trabajadores chilenos”.

Ignacia Labbé, encargada del programa laboral del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), opina que el aumento de las denuncias de personas migrantes por abusos en sus trabajos podría explicarse porque “la preocupación de los migrantes por conocer sus derechos y deberes ha ido en aumento”.

Emilia Solís, dirigenta del Sindicato de Trabajadores de Casa Particular , afirma que el principal problema detectado entre sus asociadas extranjeras es que sus empleadores no formalizan la relación con un contrato. “Estamos reuniendo antecedentes de varias trabajadoras que están en esta situación, para poder hacer una denuncia formal en la DT como agrupación. Conocemos el caso de una trabajadora que lleva siete años en una casa sin contrato”, dice.

Según la directora de la Clínica Jurídica de Atención a Migrantes de la UAH, Macarena Rodríguez, “actualmente, el trabajador depende de un contrato para mantener una condición migratoria regular. Ellos aguantan mucho y cuando se deciden a denunciar, es por no pago de sus horas extras o de finiquito”.

Para Karla Nowajewski, coordinadora de la bolsa de empleo del Instituto Católico Chileno de Migración (Incami), “los principales momentos cuando la persona está más susceptible a sufrir vulneraciones se dan cuando todavía no tienen permiso de trabajo o cuando ya se les venció el carné, porque es cuando tienen menos posibilidades de emplearse de manera formal”.

Álvaro Bellolio, jefe del Departamento de Extranjería y Migración (DEM), indica que “es importante transmitir la seguridad de que, independiente de la condición migratoria, pueden denunciar. Si bien corresponde por normativa realizar una sanción si trabaja sin permiso, esta puede ser apelada y reducida o eliminada al analizar las circunstancias”.

Fuente La Tercera