.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

CUT asiste a la 107a Conferencia de la OIT: “Forjar un futuro con trabajo decente”


107a conferencia internacional del trabajoNOTICIA: Una delegación de la CUT, participa en la Conferencia Internacional del Trabajo entre el 28 de mayo y el 08 de junio en la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Ginebra, Suiza. Oportunidad en la que más de cuatro mil delegados representantes de 187 países, debatirán las dificultades más acuciantes del trabajo en el mundo en la actualidad.

[Santiago, 28 de Representantes de trabajadores, gobiernos y empleadores se darán cita en este Conferencia con el fin  de analizar y buscar soluciones a los “retos que plantea el trabajo a nivel internacional, sobre cómo crear empleo y trabajo decente para la paz y la resiliencia y erradicar la violencia y el acoso contra mujeres y hombres en el trabajo. Un objetivo común: Forjar un futuro con trabajo decente”, señala la OIT.

Cinco comisiones de trabajo se constituirán: Comisión de Proposiciones, Comisión de Aplicación de Normas, Comisión para el diálogo social y tripartismo, Comisión para la violencia y acoso en el mundo del trabajo y Comisión para la eficacia de la contribución de la OIT a la cooperación para el desarrollo.

La delegación de la CUT está liderada por miembros del Comité Ejecutivo: Bárbara Figueroa, presidenta y las vicepresidencias de Relaciones Internacionales y de la Mujer e Igualdad de Género –encabezadas por Tamara Muñoz y Julia Requena respectivamente- y  por José Manuel Díaz a cargo de  Tesorería Nacional, Administración y Gestión.

Uno de los temas relevantes será  el debate en torno a la violencia y el acoso contra las mujeres y los hombres en el mundo del trabajo, tema que ya durante el “Primer Congreso Nacional de Mujeres Sindicalistas de la CUT: Teresa Flores” –realizado en marzo de este año- la CUT instó al Estado de Chile a apoyarlo en la OIT.

La OIT, creada en 1919 como parte del Tratado de Versalles que terminó con la Primera Guerra Mundial, y reflejó la convicción de que la justicia social es esencial para alcanzar una paz universal y permanente, es un organismo tripartito. Su objetivo es “responder a las necesidades de los hombres y mujeres trabajadores al reunir a gobiernos, empleadores y trabajadores para establecer normas del trabajo, desarrollar políticas y concebir programas. La estructura de la OIT, en la cual trabajadores y empleadores tienen el mismo derecho a voto que los gobiernos en sus deliberaciones, es una muestra del diálogo social en acción. De esta manera se garantiza que las opiniones de los interlocutores sociales queden fielmente reflejadas en las normas laborales, políticas y programas de la OIT”, precisa la entidad.

En cuanto a las “conferencias internacionales del trabajo” de la OIT  -que se realizan anualmente en junio – varios son sus objetivos, entre los cuales está: “Elaborar y adoptar normas internacionales del trabajo, que revisten la forma de convenios y recomendaciones. Los convenios son tratados internacionales que, una vez adoptados, se someten a la ratificación de los Estados Miembros. La ratificación crea una obligación jurídica de aplicar las disposiciones del convenio de que se trate. Por su parte, las recomendaciones pretenden orientar la acción en el plano nacional, pero no están abiertas a la ratificación ni son jurídicamente vinculantes. También supervisa la aplicación de los convenios y recomendaciones en el plano nacional”.