.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Conductores de RedBus protestaron ante ministerios de Transporte y del Trabajo


NOTICIA: En su tercer día de paro, recibieron el apoyo de otros sindicatos y lograron que el ministro Pedro Pablo Errázuriz, saliera a escuchar sus demandas.

[SANTIAGO, 7 de noviembre]  Un grupo compuesto por más de 200 manifestantes del sindicato número 5 de la empresa RedBus, marcharon junto a la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, hacia las afueras de los ministerios de Transporte y del Trabajo para dialogar con los representantes de ambas carteras y exigir la conformación de una mesa negociadora.

En primera instancia, los choferes llegaron hasta las afueras del Ministerio de Transportes y lograron dialogar con el ministro Pedro Pablo Errázuriz, ocasión en que los trabajadores expresaron su descontento por los despidos de conductores luego de iniciar una huelga este lunes.

“La única forma de enfrentar todos los desafíos es conversar, sin presiones indebidas. Me parece una muy buena oportunidad”, precisó Errázuriz.

El secretario de Estado ofreció mediar e indicó que “acordamos que conversaremos telefónicamente para así planificar dentro del corto plazo una mesa de trabajo con la CUT y trabajadores que están en conflicto”.

Posteriormente, los manifestantes se apostaron en el frontis del ministerio del Trabajo, ocasión donde conversaron Miguel Ángel Jiménez, coordinador de relaciones sindicales y gremiales del Ministerio del Trabajo.

Luego de las actividades, el vocero de los trabajadores, Luis Jofré, denunció que “en estos momentos la empresa está condicionando el reintegro de todos los trabajadores y anoche hasta las 3 de la mañana estuvieron llamándolos por teléfono para decirles que si se reintegraban hoy, no les descontaban los dos días que han faltado por estar movilizados”.

Jofré explicó que la empresa les ofreció firmar un contrato nuevo, por lo que perderían los años de trabajo que tienen en la institución o de lo contrario, se les despide simplemente por la causal de faltas reiteradas y sin ningún peso en los bolsillos.

Es el tercer día consecutivo en que los trabajadores de los servicios B y C de RedBus mantienen su paralización de actividades por mejoras en los horarios de trabajo.

A la convocatoria de la marcha también acudieron dirigentes de trabajadores de la empresa LAN, Metro S.A., Confederación de Trabajadores de la Construcción, Confusam y de otras empresas del Transantiago como Alsacia y SuBus.

“Confusa” mesa negociadora

Bárbara Figueroa denunció que a la mesa de negociación que el martes intentó instalar la Dirección del Trabajo, solamente fueron invitados  los dirigentes de los sindicatos 1, 2 y 3 de RedBus, los cuales no se encuentran movilizados.

La dirigenta dijo que esta medida es discriminatoria y que es un problema que atraviesan todos los trabajadores del Transantiago.

“A los conductores de RedBus no se les pagan todas las horas extras, se les descuenta un día al mes para no hacer el pago completo de remuneraciones, no se cumplen los tiempos de descanso reales, no se tienen servicios de higiene básicos, lo que demuestra que efectivamente el sistema público de transporte capitalino está colapsado, mal construido desde su inicio”, dijo.

Por su parte, la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, se mostró sorprendida por la acción de protesta realizada por los trabajadores y señaló que “ya había una mesa negociadora en marcha, a la cual no había asistido dicho sindicato”.

En tanto, la dirección del trabajo desmintió las acusaciones de Figueroa, señalando que para la reunión de este martes nunca se había considerado al sindicato número 5.

Más despidos

Trabajadores de RedBus informaron, además, que durante el miércoles la empresa comenzó a despedir a otros integrantes del sindicato número 5 que no están en huelga.

Así lo indica Raúl Guzmán, quien recibió la notificación de su despido, pese a que no adhirió a las movilizaciones. “El gerente de Recursos Humanos nos avisó hoy en la mañana de que estamos desvinculados. No tenemos garantías para organizarnos, porque me notificaron de mi despido sin haber sido parte”.