.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Con un llamado a todos los sectores a trabajar por una vida digna, comenzó Mes del Trabajo


Mosaico Foto Collage (1)NOTICIA: Con una misa para conmemorar el Día del Trabajador, la Vicaría de la Pastoral Social Caritas y el Arzobispado de Santiago hicieron  un llamado al Gobierno, organizaciones laborales y sindicales para unir sus capacidades y voluntades y velar así por una vida digna y justa para todos. Trabajadoras y trabajadores  se unieron a la misa que fue transmitida a través de redes sociales.

[Santiago, 04 de mayo de 2020] La misa invitó a reconocer los rostros del trabajo, orar por las situaciones de precariedad laboral y agradecer a las personas cuya labor ha sido fundamental en este tiempo de pandemia, trabajadoras y trabajadores de la salud, recolectores de la basura, choferes de la locomoción colectiva, repartidores de alimento, feriantes.

La misa de inicio del mes del trabajo fue concelebrada por los obispos Celestino Aós, Alberto Lorenzelli y el vicario de Pastoral Social Jorge Muñoz SJ,

Frente a la pandemia por el Covid-19 que ha atacado nuestra salud y también nuestra estructura económica, el padre Jorge Muñoz, vicario de la Pastoral Social Caritas, Jorge Muñoz SJ recordó  la necesidad “que no hay ningún otro criterio más importante que poner a la persona y su bien al centro”.

En su homilía, llamó a poner atención a las medidas que se están tomando para evitar la precarización de los trabajadores a costa de cuidar otros intereses. “La pérdida del empleo se ha disparado y casi la mitad de la población activa mundial podría llegar a perder los medios de vida, son esas personas las que requieren más que nunca la voz de una persona que las apaciente” dijo, además recordó la labor que cumple la Vicaría de Pastoral Social como “una voz amiga, una voz solidaria, una voz valiente y que no deja de defender sus derechos”.

En su mensaje, el padre Muñoz también reconoció y agradeció la importante labor que cumplen los trabajadores con empleos críticos para el funcionamiento de la sociedad, poniendo en el centro a los rostros del trabajo, que tal como señaló han sido “verdaderos servidores públicos”, como los trabajadores de la salud, recolectores de la basura, choferes de locomoción pública, repartidores de alimentos y feriantes. Fue enfático en la urgencia de “hacer esfuerzos para que a nadie le falte sustento, lo básico para la vida”.

Al finalizar la celebración de la misa, el padre Jorge Muñoz pidió por los trabajadores y la valoración de sus funciones para que “cada persona que pueda trabajar sienta que está aportando al desarrollo del país y que aportando puede sostener a su familia y darle una vida digna”.

Más de 100 trabajadores y trabajadoras participaron de la celebración de la misa del trabajo a través de redes sociales. Un grupo de trabajadoras y trabajadores además se hicieron presentes con sus vídeos con peticiones y oraciones:  Nancy Droguett del Área de la Salud, Hospital del Trabajador;  Cira Mendoza, voluntaria de las comunidades de protección para trabajadoras y trabajadores migrantes; Luis Epuñán, Encargado Pastoral del Colegio San Nicolás; Gabriel Ramírez, Trabajador de la Dirección del Trabajo;  Magdalena Castillo, Secretaria General de la CAT; Lidia Álvarez, funcionaria del Poder Judicial e integrante de las comunidades cristianas de trabajadores y Romina Arriagada, profesora de La Pintana.

Pandemia Laboral

Desde  la Central Autónoma de Trabajadores de Chile CAT, su secretaria general, Magdalena Castillo expresa con una mirada crítica la conmemoración del día del Trabajo. “No tenemos nada que celebrar solo recordar y conmemorar de las grandes luchas de hombres y mujeres que dieron su vida por mejores condiciones laborales que hoy sentimos que se están perdiendo. Porque no solo la crisis sanitaria nos está afectando sino que también estamos viviendo como trabajadores una pandemia laboral la cual está atacando fuertemente a los sectores más vulnerables, a las mujeres, adultos mayores, migrantes y especialmente a la gente que vive en la calle que ni siquiera son contabilizando. Hoy estamos viendo el abuso de un estado que no tiene ética social, que sigue privilegiando los bienes particulares y al capital monetario por sobre el capital humano. La gran mayoría de las empresas están vulnerando y abusando cada día de los derechos fundamentales de os trabajadores”.

Cira Mendoza, voluntaria de las comunidades de protección para trabajadoras y trabajadores migrantes, también compartió un mensaje en torno a lo que ha sido la conmemoración del día el Trabajo. “Hoy demos gracias por tener una labor para hacer porque nuestra vida se dignifica con nuestro trabajo. Ya poco a poco todo volverá  a la normalidad , debemos seguir orando por conseguir la vacuna al virus pero en el tiempo de Dios volveremos a nuestras actividades aunque ahora lo haremos siendo mejores personas, teniendo nuestro corazón lleno, valorando lo que realmente tienes, cosas maravillosas están por sucedes créelo y empieza  a gradecer por ello a Dios”.

Luis Epuñán, Encargado Pastoral del Colegio San Nicolás,  compartió su reflexión respecto de este  1 de mayo. “La conmemoración del día del trabajador, nos sorprende de manera distinta puesto que nos encuentra en un estado nunca antes visto. En mi caso, trabajando de manera remota, teniendo contacto con mi equipo de trabajo y los estudiantes a través de plataformas digitales, aprendiendo esta nueva forma de trabajar y relacionarnos. Pienso en tantos que no pueden trabajar porque han perdido su fuente laboral, se les ha reducido la jornada o sus empresas se han adherido a la suspensión de este. Me veo contrariado frente a las prioridades que se han ido tomando y que no han favorecido a la clase trabajadora”.

Este tiempo, dice Luis, ” sido un tiempo para reflexionar,  aprender cuidarse e ir cuidando a los demás y agradece  el espacio laboral en el que se encuentra hoy , “donde se preocupan de sus trabajadores y nos dan todas las herramientas para trabajar tranquilos y seguir desarrollándonos. Deseo para todos un espacio laboral humano y desafiante, donde, en el día a día, se pueda ir reconociendo el rostro y la ternura de Dios”.  Por último, envía un mensaje  esperanzador a todos aquellos trabajadores que se encuentran cesantes o suspendidos de sus labores. “Este tiempo no ha sido fácil para todos y todas, pero la invitación que les hago es a mirar este tiempo como un espacio de aprendizaje y reflexión, una oportunidad para estar con la familia y ser creativos, un tiempo para orar a Dios para que haga realidad el deseo de nuestro corazón”.