.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

40 días de huelga: Sindicato Minera Escondida se reunirá con empresa


escondidaNOTICIA: La asamblea de trabajadores autorizó a la directiva del sindicato a reunirse con la empresa para resolver los tres puntos críticos de esta negociación, centrando su preocupación en mantener sus actuales condiciones labores.

[Antofagasta, 20 de marzo de 2017] Los socios del Sindicato, tras sucesivas asambleas que se realizaron entre la noche de este último domingo y hoy en la mañana, autorizaron al directorio para reunirse con los representantes de Minera Escondida.

La posición de los trabajadores será exclusivamente discutir las tres materias que se mantienen por la empresa, que han impedido destrabar la negociación transcurridos 40 días de huelga. Ellas se refieren a: mantener las condiciones y beneficios del último convenio colectivo, respetar los tiempos de descanso dentro y fuera de la jornada y no discriminar en beneficios a los trabajadores nuevos.

Las asambleas “rechazaron la acción de Minera Escondida de hacer pública una nueva oferta el día viernes, sin siquiera presentarla al directorio sindical, pese a la invitación que realizó éste a la empresa para reunirse sólo el día anterior”, comunicaron desde el sindicato.

Los socios calificaron esta acción como “un intento de la empresa por confundir y dividir el movimiento, lo que no ha ocurrido, ya que se informó que a la fecha sólo 4 trabajadores de 2507 se había reintegrado a labores, lo que demuestra que tras 40 días la unidad y fortaleza de los trabajadores es absoluta”.

Tras comprobar con un detallado análisis que la nueva oferta mantenía la afectación a una serie de beneficios, con pérdidas significativas de remuneraciones, insistía en la discriminación entre trabajadores y afectaba los tiempos de descanso, la oferta fue rechaza por los socios.

En un hito importante, además de relevante muestra de confianza al directorio, todas las asambleas autorizaron la aplicación de la facultad prevista en el artículo 369 del Código del Trabajo, que permite poner término a la negociación colectiva y forzar un contrato por 18 meses, todo ello conforme a la evaluación según la situación de la negociación.

Esta opción, según señalaron desde el sindicato, “permite evitar los planes de la empresa de reducir beneficios y remuneraciones, diferencias entre trabajadores nuevos y antiguos e impide afectar los tiempos de descanso. La próxima negociación colectiva estará amparada por las nuevas disposiciones de la reforma laboral, entre ellas la que establecen piso de negociación y huelga sin reemplazos”.

Con esta decisión los trabajadores “entienden que más relevante que un bono de término es mantener las actuales condiciones, demostrando así que esta huelga jamás ha tenido por motivo la discusión de un bono de término, como se ha intentado mostrar por informaciones interesadas y afines al empresariado, sino que la defensa de los beneficios alcanzados”, concluyeron.