.
.

Al servicio del mundo laboral y sindical

.

Huelga Gasco: Negociación sigue estancada luego de mediación voluntaria


0NOTICIA: La última oferta de la empresa, forzada por la Inspección del Trabajo que llamó a mediación voluntaria, es insuficiente para los trabajadores, ya que incluso retrocede en acuerdos mínimos.

[Santiago, 3 de enero de 2018] Estancadas están las negociaciones de los trabajadores de Gasco con la compañía, desde que hace 16 días comenzaron la primera huelga en su historia. A la infructuosa negociación se suma la última oferta realizada por la empresa –calificada por el sindicato como insuficiente-, que fue impulsada por la Inspección del Trabajo impulsara luego de que llamara a mediación voluntaria.

En esta instancia, según cuenta Solange Bustos, presidenta del Sindicato Interempresa Ex N°2, “Gasco ofreció menos que nos ofreció en los buenos oficios, antes de irnos a huelga. Si antes era un incremento del sueldo base, ahora es nada. Consideramos que cuando tú haces un ofrecimiento lo mínimo es mantenerlo”.

Junto con esto, relata que la empresa presentó una demanda al tribunal para suspender la negociación colectiva, ya que a su juicio no cumplían con el artículo 364 que rige a los sindicatos interempresas. Finalmente este sábado la jueza a cargo no suspendió la negociación, y los habilitó como sindicato interempresa.

“Aquí nos damos cuenta de que la empresa actúa de mala fe, porque cuando ellos presentan la demanda al tribunal y frente a la Inspección del Trabajo, que es quien nos habilitó para negociar, lo hacen el 14 de diciembre, y nosotros estábamos en buenos oficios. Si la empresa hubiera tenido el interés real de negociar no presenta la demanda en la corte”, acota la dirigenta.

Bustos agrega que además hoy la Inspección del Trabajo dictaminó que no habrá “descuelgue”, por lo que la incorporación a trabajar tendría que ser después del día 30 de la huelga. Pese a eso, la representante señala que de todos modos la empresa “entró” a unas cuatro personas a trabajar hoy, sumado a los dos reemplazos ilegales que ya fueron confirmados por las autoridades.

Todas estas situaciones hacen lejano un cese de las movilizaciones, que aún cuentan con el 80% de la adhesión. Por el momento, Solange Bustos apela a la Dirección del Trabajo, para que presione a la empresa y les haga un llamado a “ponerse serios”.